Vueltas y recodos

1

Me sonríes de lejos
en esa foto de la adolescencia.
Hace ya mucho tiempo te perdí
recuerdo que aprendimos
a recorrer el mundo con tu bicicleta.
Tu prima tan querida
con la que pude coincidir
en diversos encuentros
me llamó en una noche
y me dijo que ya me avisaría…
Cambió la Luna de compás.
Ya no la espero.

Esta entrada fue publicada en Fragmentos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *