Poema del mes

Hemos elegido este poema porque me gusta especialmente y hoy he recibido de la editorial NACE una invitación para participar en la posibilidad de enviar algún microrelato para leer en la radio. Ya veréis que, al final del poema, el niño Bruno, sin proponérselo, emite un gracioso microrelato. ¡Pues ahí va!

40

Estamos en la cocina recogida

después de la merienda

y yo en la mesa reviso unos papeles.

Oigo que entras en la despensita

y que estás trasegando

los cacharros y potes que guardamos ahí.

Suena el ruido de algo contra el suelo

y te oigo decir en voz baja

como para ti mismo

“Compota cayó”.

Sigo escuchando y cuando me doy cuenta

sujeto y predicado salidos de tu voz

se van desparramando por el suelo

y pringándote todo.

Así que tengo que llevarte al baño.

¡Pero qué bien!

Has hecho ya con año y medio

una bonita narración.

Ahora mejor decir microrelato.

Esta entrada fue publicada en Fragmentos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *